Cielo despejado

Aunque las ventajas de tener un hangar propio son muchas, calefaccionar, calentar y mantener el confort puede llegar a ser complicado. Big Ass Fans ha aprendido a combatir estos desafíos, logrando un entorno más agradable y un importante ahorro de energía.

Los ventiladores Big Ass Fans, con un diámetro de hasta 24 pies (7.3m), desplazan el aire por todo el espacio, del techo al piso y de pared a pared, incluso por encima de obstrucciones, aunque sean grandes, como por ejemplo, un avión. El patrón de flujo de aire asegura que el aire llegue a todos los rincones, manteniendo condiciones uniformes en todo el hangar, eliminando la condensación y espantando aves y molestos insectos. (Y luciendo genial mientras logran todo esto.)

Verano fresco, invierno cálido

Convierta a su hangar en el lugar preferido. El efecto de la sensación refrescante de la circulación de aire—que Big Ass Fans ha llevado a la perfección—puede hacer que una persona sienta 10° F (5.6 C) menos durante los calurosos meses de verano.

Sabemos que los hangares son difíciles y caros de calefaccionar en invierno. Si bien el calor se eleva, las personas normalmente no lo hacen. Aunque se bombee aire caliente en el espacio, las personas a nivel del suelo quedan al frío. Bajar la velocidad de los ventiladores Big Ass Fans redirecciona suavemente hacia el piso el aire caliente acumulado en el techo—brindándole mayor confort y una temperatura uniforme. Desde el punto de vista de consumo de energía, el resultado es similar a bajar el termostato entre 3 y 5 grados (1.7 y 2.8 grados C), lo cual significa una reducción importante de los costos operativos.

Hable con un experto de Big Ass Fan para obtener una cotización personalizada y no se olvide preguntar por nuestros planes de financiación. Lo sentimos, la financiación sólo está disponible en Estados Unidos.